Construcción

La construcción de un instrumento hecho a mano comienza con la elección del modelo, generalmente basado en modelos de luthería italiana, como por ejemplo: Stradivari, Guarneri, Amati, Montagnana, Guadagnini, etc.

Luego debe seleccionarse la materia prima, la madera, que tiene que estar bien estacionada (mínimo 5 años desde la tala).

Gervasio  Barreiro utiliza exclusivamente maderas de primera calidad, que selecciona y trae de Europa. Pino abeto rojo macho alemán o de Valdifiemme para las tapas, arce flameado de los Balcanes para el fondo, fajas, y mangos, y ebano para las tastieras.

Su método de elaboración se basa en los principios de la tradición cremonés, usando una matriz interna (forma italiana) que hace que cada instrumento sea una pieza única e irrepetible. 

Una vez terminado el instrumento en blanco, debe ser barnizado con el propósito de proteger la madera del deterioro por uso y por el paso del tiempo, y de modificar para mejorar tímbricamente el sonido.

Un barniz de alta calidad para instrumentos artesanales debe ser hecho también de forma artesanal. Por eso, y como cada instrumento es único, es trabajo del luthier saber reconocer que tipo de barniz conviene preparar en cada situación.

Los barnices son preparados a base de aceite y/o alcohol como solventes, y las características y cuerpo de los mismos los dan las resinas, gomas y esencias, recavadas de diversos árboles o fósiles.

El barniz se aplica a pincel y luego se lustra a muñeca con goma laca.

Haz click aquí para ver más imagenes.

 

 

construcción de instrumentos de arco